Nuestro centro de ayuda

¿Puedo aumentar mi tráfico con marketing de contenidos?

Puedes y, de hecho, debes aumentar tu tráfico con contenidos. El marketing de contenidos es una de las formas más efectivas de atraer tráfico y las posibilidades son infinitas. Lo importante es fijar los objetivos, decidir qué tipos de contenido se ajustan más a tus necesidades y mantener una estrategia consistente en el tiempo.

Según un estudio de Hubspot, las empresas que publican más de 16 blog posts al mes, generan el triple de tráfico que aquellas que publican entre 0 y 4 (¡y aquí estamos hablando sólo de contenido en blogs!). Añade a la mezcla landing pages, contenidos de formato largo, redes sociales y relaciones con medios e influencers, y tendrás un crecimiento de tráfico garantizado.

Más que si conseguirás aumentar tu tráfico con contenidos, la pregunta es cuál es la forma correcta de hacerlo. Y aquí es donde Dear Content entra en juego. Si quieres saber cómo podemos ayudarte a generar más tráfico, sólo tienes que pedirlo. Te enviaremos una propuesta de marketing de contenidos totalmente gratuita.

 

¿Cómo puedo evaluar los resultados de mi inversión en marketing de contenidos?

Bien, has decidido invertir en marketing de contenidos y ahora quieres saber si tu estrategia está resultando efectiva o si debes modificarla. Aquí es donde el ROI de tu marketing de contenidos juega un papel clave.

Las métricas que escojas para medir el retorno de la inversión de tu estrategia de marketing de contenidos dependerán de los objetivos que hayas fijado, pero casi siempre están relacionadas con las dos métricas que sustentan cualquier negocio: leads y ventas. Las métricas más habituales para medir resultados a medio plazo serían tráfico web, leads, ventas, engagement en tu web (cuantas veces se comparte o comenta tu contenido, por ejemplo), engagement en redes sociales, visibilidad o posición orgánica en los buscadores, menciones en los medios (si has invertido en contenido para los medios o PR),

Una vez que hayas establecido las métricas, es importante revisarlas constantemente y hacer los ajustes necesarios. Se ha demostrado que el marketing de contenidos produce hasta 3 veces más resultados que otras técnicas de marketing con un coste 3 veces menor, pero ten en cuenta que sus efectos sobre leads y ventas no llegan de un día para otro.

El contenido necesita ser consistentemente publicado, distribuido y ajustado, y eso requiere tiempo. El marketing de contenidos y el SEO son dos estrategias que se solapan enormemente, y en ambos casos, para ver resultados, deben ser ejecutadas de forma continuada. No debes pensar en ellas como campañas, sino como esfuerzos constantes.

¿De dónde puedo sacar ideas para un calendario de contenidos?

Conociendo en profundidad a tu audiencia, las ideas surgen en todos lados. Especialmente cuando mantienes tu mente abierta a todo lo que sucede a tu alrededor para encontrar la inspiración.

Pueden venir de ti mismo reconociendo un determinado pain point de tus buyer persona, de los problemas identificados por empleados clave dentro de tu empresa, de las noticias de los principales medios en tu industria…la lista de fuentes de ideas para tu calendario de contenidos es infinita.

En Dear Content, para acelerar el proceso y asegurarnos de que mantenemos el foco en el tipo de contenido que realmente atrae tráfico y conversión a tu web, tenemos fuentes recurrentes de ideas para construir un calendario editorial. 

El contenido que históricamente mejor te ha funcionado: analizamos el tipo de tráfico que generan las distintas páginas de tu web. ¿Qué páginas atraen más tráfico? ¿Y cuáles generan más leads? Podemos crear nuevo contenido con esas temáticas, podemos optimizarlo para que funcione aún mejor o podemos reaprovecharlo. Reaprovechar contenidos, lo que se conoce como content repurpose, no es más que escoger una pieza que ha funcionado muy bien y convertirla en otra nueva y fresca, probablemente en otro formato, para que siga generando resultados de forma recurrente en el tiempo.

Las palabras clave que atraen tráfico a tu web: puede que queramos publicar más contenido en las áreas temáticas de las palabras clave que te generan más tráfico o puede que queramos mejorar la posición de aquellas que, siendo importantes para ti, todavía no te están generando tráfico. Con este análisis también identificamos palabras clave que te envían tráfico, aunque las páginas de destino no estén optimizadas para ello. Esto es una clara señal de que existe demanda (y no tanta oferta) para ese área temática. 

El contenido que atrae tráfico a tus competidores: comprobamos cómo generan tráfico tus competidores y cuáles son los tipos de contenido y palabras clave que mejor les funcionan. Lo que funciona y no funciona a otros en tu industria puede llegar a ser una fuente incomparable de ideas.

El contenido que genera más engagement en tus redes sociales y las de otros en tu industria: hay artículos que triunfan en las redes sociales, no importa cuantas veces los publiques y los vuelvas a publicar. Ese tipo de contenido puede (¡y debe!) ser optimizado, desarrollado, replicado y reaprovechado.

¿Cómo puedo recibir una propuesta gratuita?

Si te interesan nuestros servicios y/o te gustaría saber cómo podríamos ayudarte con tu marketing de contenidos, lo único que tienes que hacer es rellenar nuestro cuestionario. Analizaremos tu web, tus contenidos y en base a tus objetivos te enviaremos una propuesta gratuita. Sin ningún tipo de compromiso.

Recuerda incluir detalles de tu audiencia, para que tengamos suficiente información y podamos enviarte una propuesta que se ajuste de forma muy personalizada a tus necesidades.

 

¿Debería invertir en relaciones públicas o en marketing de contenidos?

Las relaciones públicas y el marketing de contenidos pueden parecer en cierto punto muy similares pero habitualmente tienen una orientación y un objetivo distintos.

Es habitual priorizar una sobre la otra o, en todo caso, que ambas estrategias discurren su camino, pero en Dear Content creemos que los mejores resultados se consiguen integrando ambas opciones. Con el enfoque adecuado, tu estrategia de contenidos puede terminar convirtiéndose en contenido para los medios y el contenido que publicas en los medios puede convertirse en piezas clave de tu estrategia de contenidos.

Si quieres priorizar una de ellas, no hay una respuesta clara a la pregunta de cuál escoger. Cuál de ellas es la más adecuada dependerá de la etapa en la que se encuentra tu negocio, el reconocimiento de tu marca y de tus objetivos de marketing.

¿Qué debo buscar en un buen redactor de contenidos?

El marketing  de contenidos se ha desarrollado mucho en los últimos años y hoy la capacidad de redacción ya no es suficiente si buscas una creación de contenidos que genere resultados. Por si aún no lo sabes, la competencia de contenidos digitales en los rankings de búsqueda es feroz, y para que tus contenidos posicionen, tendrás que buscar algunas habilidades clave complementarias a la redacción:

Conocimiento SEO: los buenos redactores de contenido están al día con las últimas tendencias SEO. Es fundamental que conozcan como mínimo las bases de la disciplina, cómo investigar y usar las palabras clave, el valor estratégico de los enlaces, etc.

Habilidad para investigar: es fácil para cualquier redactor escribir sobre temas con los que está familiarizado. Y a no ser que creas en teorías de la conspiración, sabrás que no vivimos realmente en Matrix y que se tardan años en adquirir conocimientos profundos sobre un tema. Esto significa que, a no ser que contrates a un auténtico experto en tu sector, saber cómo investigar para adquirir una buena comprensión del tema, es una de la claves para producir buen contenido.

Adaptabilidad: es más que probable que el tono de los contenidos de una tienda de mascotas difiera del de una empresa logística. Un bien redactor de contenidos tiene que saber cómo adaptarse a la industria y al propio estilo de la compañía.

Alma de periodista: el contenido, igual que las noticias y las tendencias, vive en el ahora. En muchos casos no tiene sentido hablar sobre algo que ha vivido su punto álgido el mes pasado, porque la audiencia ya ha consumido otros contenidos sobre el tema o porque simplemente se ha perdido momentum. Es muy importante que un redactor de contenidos esté al día de las últimas novedades de la industria para la que escribe, para producir contenido relevante y con más potencial para generar engagement.

 

 

 

¿Es mejor contratar un redactor de contenidos, un redactor freelance o una agencia de contenidos?

Una vez que tienes claro que vas a invertir en marketing de contenidos, te enfrentas a la decisión de contratar un equipo interno de contenidos, un redactor freelance o una agencia externa.

No hay una única solución perfecta y tu elección dependerá del tiempo y energía que tengas para dedicar al marketing de contenidos.

Contratar un redactor interno o in-house

Una vez formados, la principal ventaja de los redactores in-house es la consistencia.

Un redactor que forma parte del equipo está en contacto directo con el día a día del negocio y su cultura, lo que facilita que encuentre nuevas oportunidades y produzca contenidos con un estilo y un tono corporativo.

Debes considerar tus recursos. Un equipo interno de contenidos requiere de una adecuada formación y además tendrás que considerar el periodo de adaptación. Los redactores internos necesitan tiempo para comprender los valores de la empresa, cómo funciona la industria y qué mueve a tu audiencia.

Por el lado económico, considera bien todos los gastos extra a la hora de contratar y mantener un redactor interno. Una vez que inviertes en su contratación y formación, querrás que se mantenga en la compañía tanto como sea posible para amortizar la inversión.

Contratar un redactor freelance

Algunas empresas prefieren contratar redactores freelance, porque exigen un compromiso menor. Un redactor freelance con experiencia puede producir contenidos tan fácilmente como un redactor in-house.

En este caso, lo más importante es encontrar un profesional en quien puedas confiar y que demuestre entregar contenidos de calidad y a tiempo. Considera sus puntos fuertes y débiles en función de tus necesidades. Algunas cuestiones que querrás plantearte:

  • ¿Necesitas que tenga conocimientos SEO o hay alguien dentro de equipo que optimizará el contenido?
  • ¿Tiene experiencia y conocimientos para definir la estrategia de contenidos y el calendario editorial? ¿O sólo redactará contenidos sobre temas ya definidos desde dentro de la empresa?
  • ¿Tiene conocimientos de diseño básicos para crear imágenes de cabecera o para las redes sociales?
  • Si tu área temática es muy especializada, ¿tiene experiencia en ese sector o en uno cercano?
  • ¿Puede demostrar una redacción afín al estilo corporativo de la compañía?

Contratar una agencia de marketing de contenidos

Una tercera opción a considerar es contratar los servicios de una agencia de marketing de contenidos. La principal ventaja en este caso es que puedes ajustar los servicios que contratas de forma muy personalizada según tus necesidades.

Podrías contratar un servicio integral que ofrezca desde la estrategia de contenidos hasta su creación y distribución. O podrías contratar servicios muy específicos, como creación de contenidos de formato largo para lead gen, optimIzación SEO del contenido, o contenidos para los mediosy acciones de PR digital. Tú decides.

Al confiar tu marketing de contenidos a una agencia, sea parcial o integralmente, no renuncias a las sinergias propias de un equipo (sólo que en lugar de interno es externo) y además te beneficias del bajo nivel de compromiso propio de los redactores freelance.

Mi industria es muy de nicho o aburrida, ¿puedo publicar contenidos atractivos?

¡Sí, sí y sí! No importa si tu empresa no está en una industria cool, sexy, o divertida. Lo que importa es que tu negocio existe para satisfacer una necesidad de una audiencia determinada. Repite con nosotros: “para satisfacer una necesidad”. Tus clientes no te compran por ser cool, te compran porque satisfaces sus necesidades, resuelves sus problemas o simplemente haces su vida un poco mejor. Tu contenido debe hacer exactamente lo mismo.

En la industria B2B, las empresas y profesionales, no importa de qué sector, buscan cada día productos, servicios y contenidos que les conviertan en versiones mejoradas de sí mismos. Quieren vender más, tener más reputación, hacer su trabajo mejor, o resolver ese problema para el que ningún colega le ha podido dar solución.

Por supuesto, si tu producto o servicio se encuadra en un sector que actualmente está más de moda y recibe más atención de los medios, eso va a tener una influencia muy positiva en el marketing, el alcance y las ventas. Pero no es una condición exclusiva para producir contenido de alta calidad que cumpla tus objetivos de marketing. Aunque no consideres excitante tu industria, tus contenidos sí pueden ser excitantes. 

¿Qué es un calendario editorial y qué incluye?

Una vez que se han decidido en la estrategia de contenidos los objetivos la frecuencia de publicación, los  formatos o tipos de contenido y los canales de distribución, el siguiente paso es reflejar todos estos aspectos clave en un calendario editorial o calendario de contenidos.

El calendario editorial es el documento en el que todos los temas de interés para tu audiencia identificados se materializan en ideas concretas para la creación de contenidos. Hay calendarios de contenido más específicos que otros, y mientras que algunos sólo cubren el tema, el formato y la fecha de publicación, otros incluyen datos como los objetivos específicos, la etapa del funnel o momento del buyer’s journey al que se dirige cada pieza, el título final, los canales en los que será distribuida o los recursos que se necesitarán.

¿Hace falta realmente tener una estrategia de contenidos?

El escenario más probable sin una estrategia de contenidos definida es que la mayor parte de tus piezas queden perdidas en el olvido una vez hayas hecho click en “publicar”.

Se ha demostrado en numerosos estudios que el marketing de contenidos cuesta hasta un 62% menos que otras técnicas de marketing y consigue hasta 3 veces más leads. Pero eso no quiere decir que sólo por publicar contenidos vayas a conseguir resultados. Si quieres alcanzar tus objetivos, conseguir tráfico, leads y exposición, entonces sí, necesitas una estrategia de contenidos.

En primer lugar la estrategia de contenidos es fundamental para definir cuáles son los tipos de contenido que debes publicar, la frecuencia de publicación y los mejores canales de distribución.

En segundo lugar, sirve para recordarte que cada pieza de tu calendario editorial está ahí para cumplir con un objetivo específico. Esta es la clave para alcanzar los resultados que esperas.

Habrá muchos momentos en los que estarás tentado a producir una pieza simplemente por la presión de publicar algo, aunque no cumpla ningún objetivo. Con una buena estrategia de contenidos no te desviarás del camino. Tus objetivos estarán grabados a fuego en cada una de las piezas del calendario y será mucho fácil tomar la decisión correcta y gestionar la creación de contenidos. 

¿Cómo de largos y desarrollados deben ser mis contenidos?

Adivínalo: una vez más, depende. Lo primero que hay que tener en cuenta es el tipo de contenidos que se han definido en la estrategia. ¿El foco de tu marketing de contenidos está en temas muy complejos o más bien ligeros? ¿Tu audiencia está buscando consejos rápidos o guías exhaustivas sobre procesos complejos?

En función de tus objetivos, tu industria, los temas que tratas, las necesidades de tu audiencia, y sus intenciones de búsqueda, la longitud ideal de tus piezas de contenido podría ser de 500 palabras o de 3500.

En el caso de que tu estrategia combine contenidos en diferentes formatos y/o dirigidos a necesidades distintas, la extensión adecuada para cada una de las piezas de tu calendario editorial debería variar. 

¿Con qué frecuencia debo publicar contenido?

Se hablado muchísimo sobre cuál es la frecuencia ideal para publicar contenido. Y se sigue hablando. Pero, como probablemente estés esperando, la mejor respuesta es “depende”. Al igual que los tipos de contenido que debes publicar, la frecuencia también depende de los objetivos de tu estrategia de marketing.

Hablando sobre frecuencia de publicación, hace falta entender primero que hay dos factores más relevantes que pueden tener su impacto en la decisión de cada cuanto publicar contenido:

  1. La consistencia: publicar contenido de forma regular te posicionará ante tu audiencia como una fuente de contenido fresco. Si les gusta lo que han visto en su primera visita, es muy probable que conociendo tu frecuencia de publicación, quieran volver a por más. ¡No les defraudes! Prioriza consistencia de publicación sobre frecuencia de publicación.
  2. La calidad: todo el contenido que publiques debe ser de calidad. Punto. Si quieres ser tenido en cuenta como una fuente confiable de contenidos y que aporta valor en tu sector, este es el principio fundamental. Y puede afectar a la frecuencia. Dependiendo del tipo de contenido que hayas definido en la estrategia, puede que necesites publicar contenido muy desarrollado y en profundidad, lo que consume una gran cantidad de tiempo y recursos. Si no puedes permitirte publicar este tipo de contenidos una vez a la semana, hazlo cada quince días, o una vez al mes. La calidad también debe ser priorizada por encima de la frecuencia.

Dicho esto, en Dear Content, adaptamos tu calendario editorial a partir de los objetivos y los tipo de contenido definidos y tenemos en cuenta tus recursos para que el contenido que publiques sea siempre consistente y de calidad. No es una fórmula mágica, pero así es como encontramos la frecuencia de publicación perfecta para tu blog, landing pages, redes sociales y cualquier otro tipo de contenido.

¿Qué tipos de contenido debo publicar?

El tipo de contenido que deberías publicar depende principalmente de los objetivos de tu estrategia de marketing y de la audiencia a la que te diriges. Una buena estrategia de contenidos empieza teniendo en cuenta estos dos factores para decidir cuáles son los mejores tipos de contenido y formatos para tu negocio.

Casi todas las estrategias de marketing de contenidos incluyen contenido para blog y landing pages (páginas de destino) por su capacidad para posicionar orgánicamente y atraer tráfico cualificado, pero dentro de estos dos tipos de contenido hay muchos formatos que se pueden explotar y hace falta ajustarlos a tu estrategia: artículos y guías educativas tipo how-to, infografías, entrevistas a expertos, round up posts (posts colaborativos), etc…

Después de tener la estrategia definida, en Dear Content, equilibramos todos estos elementos para conseguir que tu calendario editorial sea lo más rico posible y que tu audiencia nunca se aburra, sin dejar de pensar ni un sólo segundo en los objetivos que cada pieza debe cumplir.

¿No has encontrado lo que buscabas? Escríbenos a hello@dearcontent.com